martes, 17 de mayo de 2011

Los boxeadores sufren de enfermedad mental después de su retiro

Con los avances de la ciencia, especificamente de la neurología, se ha podido estudiar mejor este fenómeno para aclarar algunos mitos.
Hoy los científicos saben que los boxeadores retirados de edad avanzada con frecuencia -no todos- manifiestan el síndrome de “estar atontado”, cuyos síntomas son dificultad para expresarse.
Las autopcias realizadas a ex pugilistas revelaron que sus cerebros tienen daños similares a los observados en pacientes con demencia senil que se manifiesta por encima de los 70 años de edad y que implica una pérdida global de las funciones psíquicas, e irreversible, asi como también de las propiedades intelectuales superiores.  Se trata de un proceso que guarda grandes diferencias con el envejecimiento normal en el cual la declinación de la vitalidad es evidente pero sin la característica de la pérdida de las funciones de la actividad psíquica.
En la demencia, también designada como psicosis senil hay graves alteraciones de la conducta que se acompañan de un estado deficitario caracterizado por embotamiento afectivo con desinterés y abulia, desorientación temporal y espacial, y atensión pobre y lábil que se fija dificultosamente, por lo cual el enfermo se distrae facilmente sin prestar interés (desorientación apática) a lo que sucede en su entorno.. 
Neurólogos del Royal Hospital de Londres, Inglaterra, descubrieron que los golpes en la cabeza causan lesiones vasculares irreversibles en el cerebro de los peleadores más jovenes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
BUSCAR EN ESTE BLOG
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger